viernes, 12 de junio de 2015

Opinión Crevillentina: Carta pública a C's Crevillent

Estimados Señores de Ciudadanos,
Les escribo para pedirles por favor que reflexionen detenidamente sobre la decisión que ustedes deben tomar mañana, sábado 13 de junio de 2015, en la casa de todos los crevillentinos: el ayuntamiento.

Aunque los resultados electorales se miden en números (votos, concejales, diputados…), durante las dos últimas semanas hemos comprobado que a partir de dichos números se pueden formar muchos y muy diferentes puntos de vista sobre su significado: unos dicen que ha ganado la derecha (véase la valoración del PP), otros dicen que ha ganado la izquierda (véase la valoración de EU-ER), y yo mismo dije hace poco en un artículo de opinión que había ganado la democracia, ya que no habrá otra mayoría absoluta del PP en Crevillent.

Esa democracia comienza mañana mismo, y los crevillentinos han querido que ustedes sean los jueces en el acto de constitución del nuevo gobierno de nuestro estimado pueblo. Y es que, mientras la izquierda ha obtenido 10 concejales, la derecha ha bajado a 9 ediles. Ustedes, situados en el centro político –en toda España Ciudadanos está llevando a cabo pactos con partidos tanto de derechas como de izquierdas-, tienen dos representantes que, según las últimas informaciones, han decidido “votarse a sí mismos”, es decir, dejar que César Augusto Asencio siga gobernando Crevillent, aunque ésta vez lo haga en minoría.

Por ello les quería preguntar: ¿lo han pensado ustedes bien? ¿Creen que votarse a sí mismos o abstenerse –lo cual es como votar al PP- es hacer lo correcto? ¿Cuál es el mandato que sus votantes les han dado?

Permítanme hacer un recuento de los argumentos a favor y en contra que se pueden encontrar analizando las dos opciones que ustedes tienen:
1.     FACILITAR EL GOBIERNO DEL PP (por acción u omisión)
Argumentos a favor
-       Ganaría la lista más votada: el PP sigue siendo el partido de Crevillent más votado a día de hoy.
-       El gobierno tendría continuidad y, presumiblemente, podría terminar los proyectos que tiene pendientes: el teatro y la ciudad deportiva norte son, a priori, los más importantes.
Argumentos en contra
-       La corrupción ha podrido al PP: seguro que me dirán que el PP de Crevillent no ha sido salpicado por ningún caso de corrupción, y eso es cierto –al menos hasta la fecha-. Sin embargo, creo sinceramente que esto merece un análisis un poco más profundo:

El PP valenciano está en el peor momento de su historia: en Crevillent ha perdido 3.000 votos en las últimas elecciones; en Elche, Alicante, y Valencia ha perdido la alcaldía; y lo más llamativo, después de más de dos décadas ha perdido el Gobierno de la Generalitat.

Y eso es así por varios motivos, de los cuales el principal es la corrupción: Zaplana, Camps, Serafín Castellano, Rita Barberá, Alfonso Rus, Carlos Fabra, Juan Cotino, Rafael Blasco, Sonia Castedo, Milagrosa Martínez, Mónica Lorente, Pedro Hernández Mateo, y un largo etc. han sido personas relevantes en el PP valenciano, y, o están bajo sospecha, o han sido imputados, o ya han ingresado en prisión. Además, el partido está siendo investigado por financiación ilegal, y que nadie se sorprenda si dentro de un tiempo el Partido Popular acaba siendo ilegalizado por haberse comportado de manera mafiosa, y no como una organización política.

Marcos Benavent –ex gerente de una empresa asociada al PP valenciano- declaró el otro día: “…yo era un yonki del dinero…me he llevao dinero de todo…casi todo el mundo está en movidas…va a salir mierda a punta pala…”.

Y aquí vienen las preguntas incómodas: ¿no conocía César Augusto Asencio -siendo vicepresidente de la Diputación de Alicante, y cobrando más que el mismísimo President de la Generalitat- los actos delictivos que durante tantos años estaban cometiendo sus compañeros de partido? ¿No sabía el señor Asencio, después de tantos años, de qué forma se estaba financiando su partido? ¿No sabía, cuando Jordi Évole fue a la Diputación de Alicante, que la señorita asesora de doña Luisa Pastor era una mujer sin ninguna formación, puesta a dedo por la presidenta de la Diputación y alcaldesa de San Vicente?
Cada uno sabe lo que tiene en su casa…

-       Mala gestión: un paseo por Crevillent es más que suficiente para poder afirmar que la gestión de César Augusto Asencio como alcalde de la localidad durante más de 20 años ha sido mala, bastante mala –además de absolutista-.

La gran mayoría de crevillentinos coincide: hubo un tiempo en que nuestro pueblo fue un pueblo mejor, un pueblo del que todos estábamos orgullosos. Hoy, sin embargo, vamos a Albatera, Catral, Guardamar, y observamos con nostalgia y algo de envidia que esos pueblos han mejorado mucho, mientras el nuestro ha empeorado.

Y también coinciden los crevillentinos en lo siguiente: puede que César Augusto sea un hombre trabajador, tenaz, capaz e inteligente, pero su equipo de gobierno deja muchísimo que desear, y por un trabajo muy mediocre, muy pero que muy mediocre, se les está pagando un salario insultante –los cuales yo he conocido gracias a una filtración, porque transparencia cero-...

-       Vieja Política: Ciudadanos es un partido que se ha presentado con el lema del cambio de la vieja política a la nueva, y el PP es el paradigma de la vieja política, de esas formas de actuar que precisamente la ciudadanía está demandando cambiar: opacidad, enchufismo, falta de democracia interna, caciquismo, servilismo... Por ejemplo, la lista del PP de Crevillent ha sido elegida completamente por su líder. Él toma todas las decisiones dentro de su partido.

2.     FACILITAR UN GOBIERNO DE IZQUIERDAS
Argumentos a favor
-       En Crevillent habría el cambio que los ciudadanos han pedido en las urnas, igual que lo ha habido en casi toda la Comunidad Valenciana.
-       Nueva política: ustedes tienen la oportunidad de dar a la política de Crevillent el cambio de la vieja política a la nueva. Por ejemplo, Compromís ha demostrado con sus primarias en toda la Comunidad Valenciana que es un partido joven, democrático, transparente, adaptado a las demandas que la ciudadanía ha puesto encima de la mesa y dentro de las urnas.
-       Nos conviene un gobierno de izquierdas: el PP ha perdido su poder en todas partes, y va a ir a peor a medida que se vayan resolviendo todos sus casos de corrupción-; el nuevo gobierno de las Cortes es de izquierdas, y será mucho más generoso con Crevillent si aquí cambiamos también.
-       Tendríamos un Gobierno plural y democrático: después de muchos años de absolutismo, Crevillent volvería a tener un gobierno formado por personas y grupos con diferentes sensibilidades, en el que habría más de una voz.
-       Jose Manuel Penalva y su moderación: el candidato de izquierdas más votado, y que será apoyado por los demás grupos para ser alcalde, es el señor Jose Manuel Penalva, un hombre bastante moderado, comedido, prudente. Es por ello por lo que muchos votantes del PP han decidido, esta vez, dar su apoyo a Jose Manuel y no a otros candidatos que estaban en el centro-derecha.
Argumentos en contra
-       Entendimiento: el punto más conflictivo en un supuesto gobierno de izquierdas en Crevillent podría ser el del entendimiento entre los diferentes grupos de izquierdas. Aunque parece que esto no va a ser un problema: ya han publicado un documento detallado que demuestra que hay bastante armonía entre los diferentes proyectos y representantes de izquierdas.
Análisis terminado.
Espero que lean mi carta, y que ésta les ayude a reflexionar y sopesar una decisión que va a determinar nuestro futuro, el futuro de todos los crevillentinos y crevillentinas. Espero que decidan lo que decidan lo hagan racional y libremente, y que nunca se tengan que arrepentir.
Antes de despedirme quería pedirles que recuerden dos cosas:
1.     por qué siendo personas de centro-derecha como les califica la señora Loreto Mallol, ni han votado ni se han presentado ustedes con el PP. Y
2.     Al Cónsul Romano Poncio Pilatos, que no mató a Cristo con sus propias manos, pero su decisión de no intervenir habiéndolo podido hacer acabó con la crucifixión del Hijo de Dios.

Me despido con un abrazo, un saludo cordial, y el deseo de que todos los crevillentinos tengamos buena suerte.

Gent de Crevillent